Floresmira mató a su compañero sentimental de 19 puñaladas

Floresmira mató a su compañero sentimental de 19 puñaladas

Sep 10, 2019 / 40 segs

Por: Redacción Q´hubo

Un análisis de la escena de los hechos y evidencia comportamental, entre otros elementos materiales probatorios, fueron suficientes para que la Fiscalía General de la Nación determinara que Floresmira Valencia fue la persona que causó la muerte a su compañero sentimental, el intendente de la Policía Nacional, Nicolás Montoya, en hechos ocurridos el 27 de marzo de 2015, en Cali.

En dicho estudio se pudo establecer que la víctima de 24 años de edad, fue atacada en un momento en que dormía profundamente y que la velocidad del ataque, sumado a la posición en que dormía (boca abajo), le impidieron reaccionar.

No dejes de leer: Video: ¡Terrible accidente! Víctima quedó incrustada en un árbol

Otras labores investigativas y técnico – científicas como de ADN, inspección al lugar de los hechos, análisis de sangre, entre otros, permitieron a la Fiscalía solicitar orden de captura en contra de la hoy sentenciada, la cual se hizo efectiva el 9 de mayo del presente año.


 
La Fiscalía demostró que la hoy sentenciada, de 52 años de edad,  fue la persona que atacó al policial en 19 oportunidades, con arma corto punzante, el 27 de marzo de 2015, en el piso 3 de un edificio de habitaciones, ubicado en el  barrio San Pascual de la capital vallecaucana.

Así registró la noticia el periódico Q’hubo el 28 de marzo de 2015.

Un preacuerdo, establecido entre la hoy sentenciada y el ente acusador, fue avalado por el Juzgado Quinto de Conocimiento, quien condenó a la mujer a 132 meses de prisión (11 años), sin ningún tipo de beneficio. La mujer, quien permanecía privada de la libertad desde la época de su captura e imputación de cargos, fue trasladada a la cárcel de Jamundí  para cumplir la sentencia.

Te puede interesar: Dos choques protagonizaron una madrugada muy accidentada en Cali

 

¿Quién era el patrullero?

Nicolás Montoya Benítez, tenía  23 años y era natural de Medellín.  Se desempeñaba como conductor en la Estación Fray Damián, ubicada en el centro de la capital vallecaucana. El día de su muerte, al no  hacerse presente al lugar de su trabajo, la teniente de la estación envió a dos patrulleros a buscarlo con el fin de conocer las causas de su ausencia.

No dejes de leer: Batalla campal en Vallegrande entre hinchas del Cali y América

Al llegar al sitio donde residía el uniformado, los policiales escucharon los gritos de auxilio de una mujer que bajaba corriendo por las gradas del multifamiliar. Se trataba de su compañera sentimental, quien pedía que la ayudaran.

Por: