fbpx
¡Qué historias! Personajes evocaron los 50 años de los Panamericanos del 71  Así pasó 

¡Qué historias! Personajes evocaron los 50 años de los Panamericanos del 71

Julio 30 de 2021 - por Dayana Buritica para Q'hubo Cali

De cara a los juegos Panamericanos 2021, Q'hubo habló con personajes que hicieron historia en este mismo certamen celebrado en 1971.

Con decenas de anécdotas emotivas y competitivas, participantes evocan y recuerdan aquellos Panamericanos que enaltecieron y transformaron la Cali de esa época.

Puede leer: ¡No hay vacunas en la cárcel de Villahermosa! Denuncia Concejo.

Estas fueron algunas historias que Q'hubo recolectó de los Panamericanos:

“Los Panamericanos marcaron mi vida”: Carlos Holguín Sardi, exalcalde de Cali

Una de las piezas fundamentales en la realización de los Juegos Panamericanos 1971 y la transformación de Cali fue el exalcalde de la ciudad de ese momento, Carlos Holguín Sardi, para quien estas justas fue  “la época más grata y de satisfacción personal”.

Para el dirigente político conservador los Panamericanos  “marcaron mi vida  para siempre”, porque   “la ciudad pasó de ser un pueblo grande a ser una ciudad”, relató Holguín Sardi, para quien antes de las justas “habían dos ciudades: una con servicios públicos que iba hasta la Calle 25 y otra sin estos servicios, sin pavimento de la 25 en adelante”.

La construcción de muchas vías como la Pasoancho, la Autopista Sur, la ampliación de la Calle Quinta, la Roosevelt y la Av. Colombia hacia la Portada al Mar, más la construcción de los colectores de aguas lluvias a través del “Plan Maestro donde se invirtió 18 millones de dólares cambiaron de una manera rotunda a la ciudad y se disminuyeron las diferencias entre las dos ciudades”.

Para el exalcalde hubo un momento cumbre en los  Juegos que fue  “la ceremonia de inauguración, sentí que fue un sueño realizado. Fue un momento muy emotivo”.

Holguín Sardi, hoy con 80 años,  recuerda como si fuera hoy que los Juegos se realizaron  “de una forma tan perfecta que catapultó a Cali como la 'Capital Deportiva de América'”, y además los caleños se tomaron a pecho los Juegos y tomaron como suyo el eslogan “que yo propuse de Por Cali con Amor y a Cali por Amor”.

“Sentí que volaba en el Pascual”: Ana Cecilia Maquilón.

Una de las deportistas que sorprendió en los Panamericanos fue la atleta caleña Ana Cecilia Maquilón, quien junto a sus compañeras Elsy Rivas, Juana Mosquera y Ortíz ganaron la medalla de bronce en la prueba de los relevos 4x100. A sus 67 años, Maquilón evoca esa época con nostalgia pero con una sonrisa única que la embarga de felicidad.

Rememora la deportista que esa Cali era “llena de árboles, muchos barrios no existían. La gente se iba a Mélendez a nadar. Las personas eran muy inocentes, salían a las calles a divertirse”, recordó.

Uno de los momentos que la dejó marcada fue el ganar el bronce, hecho que fue “muy emocionante, además, porque nunca en la historia ningún relevo había ganado una medalla en unos Juegos”, señaló Ana, quien entre risas se acordó que a su lado habían unas “atletas grandísimas, yo era chaparra ante ellas”.

Un  incidente en plena competencia impulsó a Maquilón a correr más.

“Una venezolana se dedicó a pelearme todo el tiempo, me mentaba la madre en la competencia, yo se la devolví y le dije que ellas no tenían cuando ganarnos. Nos vemos en la meta y ellas no llegaron”, comentó.

Para Maquilón haber corrido en la pista atlética del Pascual Guerrero fue algo maravilloso “yo sentía que iba volando en esa pista” que pasó de ser de carbonilla a  tartán, una de las pocas pistas en el mundo de ese material para esa época.

Otra cosa que rememora Maquilón es la Villa Olímpica que quedaba donde hoy en día es la Universidad del Valle. 

Últimas Noticias

Con risas ilustró la medallista que la Villa Olímpica “quedaba lejísimos” del Pascual y que en la Villa compartían mucho con los cubanos porque “ellos eran felices con los colombianos”.

“Toda Cali se unió en los Juegos”: Pedro Grajales

Colombia tuvo una particularidad en estas justas: la selección de atletismo llamó a Pedro Grajales, quien  llevaba dos años  retirado y era entrenador del Tolima, sin embargo, lo convencieron para competir.

Grajales, el mejor atleta en la historia del Valle y uno de los mejores del país, venía de ser medalla de bronce en los Panamericanos de Winnipeg, Canadá en 1967  con el relevo 4x100. 

Sin embargo, no tuvo un buen desempeño pero más allá de lo deportivo, este caleño disfrutó al máximo los Juegos.

Recuerda Pedro que antes de los Juegos Cali “era un pueblo. Era pavimentada  hasta la Tienda de Pedro”,  pero para las justas todo cambió.

“Toda Cali se unió. Todos tenían al menos un primo en los Juegos. Las vías fueron pavimentadas, eran unos polveros horribles”, comentó.

Además, “la gente se tomó los Juegos como si estuvieran tocando el cielo con las manos”. Incluso dijo Grajales, “que todos los escenarios estuvieron llenos”.

Uno de los hechos que más recuerda Pedro es que los niños se metían a la pista de atletismo del Pascual, que era de tartán, un material nunca antes visto en el país y poco reconocido en el mundo, por lo que Cali se modernizó con su pista sintética.

“Los niños sacaban pedazos de la pista que les servía como borrador para sus cuadernos, era una sensación la pista”.

Lo que vivió Cali fue tan memorable, que las atletas internacionales querían conocer de todo y  Pedro, junto al exatleta Dagoberto González, llevaron a unas canadienses a tirar baldosa en uno de los sitios de moda de la época por la Avenida Estación y “ellas se fueron felices. Esas monas estaban encantados con los morochos”.

“La inauguración fue indescriptible”: Javier Gómez.

Si hubo un deporte que progresó mucho en los Panamericanos ese fue la natación de carreras. Allí Colombia tenía una de las mejores nadadoras de la región, la caleña Olga Lucía de Angulo (Q.E.P.D.), por encima de ella solo estaban las grandes potencias del momento: Estados Unidos y Canadá.

Cuando Olga Lucía se quedó con el bronce en los 200 metros libres el público estalló en júbilo en las Piscinas Hernando Botero O’Byrne, confesó el profesor Javier Gómez Duque, quien era el entrenador de Colombia.

Con melancolía, el ex técnico relató que “fue muy emocionante” lo vivido en los Juegos), pero también ver “el cambio de la ciudad en tan poco tiempo. Fui feliz viendo florecer a Cali en esos años”, manifestó.

Lo que más emoción le despertó a Gómez fue la inauguración: “Ver el entusiasmo del público cuando desfiló la delegación de Colombia  en el Pascual Guerrero es algo indescriptible, eso marcó mi vida, fue muy lindo”.

Le puede interesar: Motorizados atracaron a dos mujeres en el barrio Colón.

Si quieres recibir las últimas noticias de Cali a tu WhatsApp dale Click a la imagen, escribe "Hola" y sigue las instrucciones

Whatsapp
Telegram

Etiquetas:

anécdotas historias Juegos Panamericanos Junior participantes