fbpx
La historia de Luciana, un milagro ‘en la olla’ de Cali  Con la gente 

La historia de Luciana, un milagro ‘en la olla’ de Cali

Marzo 19 de 2021 - por Cali para Q'hubo Cali

Se llama Luciana, nació con parálisis cerebral y cumplió 5 años viviendo en Sucre, una zona con tanto estigma, que ahora la niña está en riesgo porque al servicio de ‘home-care’ le da miedo’ entrar a visitarla; campaña social.

La vida de Luciana Parra Moreno es un milagro en repetición. Con treinta semanas y aun en el vientre, a su mamá la arrolló una moto. En consecuencia la niña nació con parálisis cerebral y complicaciones que el diagnóstico médico resume en dos palabras que ya suenan dolorosas: enterocolitis necrotizante.

Luciana tiene cinco años. A esa edad ya acumula treinta hospitalizaciones, siete cirugías, una colostomía y una gastrostomía. Y está esperando otra operación de la que depende parte de su estómago.

Lee también: A Ancizar y su hermana el invierno les tumbó el techo

Luciana
Foto: especial para Q'hubo

La niña no camina ni gatea, no habla, se alimenta por sonda. Su mamá, Mayerlin Parra Moreno, dice que durante la pandemia todo se ha hecho más difícil en vista de los incumplimientos de la EPS, que traducen esperas sin fin para recibir medicamentos o tramitar consultas y hospitalizaciones.

Así que hoy pasan necesidades por falta de lo más elemental para el sostenimiento de la niña, que son pañitos húmedos, pañales, barreras de colostomía y sobre todo dosis de Enoxaparina de 40 miligramos, una inyección de receta diaria que evita que se le formen coágulos de sangre en las piernas.

No llegan a Sucre

Sin embargo eso no es todo lo que sucede. En virtud de su condición, se supone que Luciana tiene derecho a un servicio de ‘home-care’ (asistencia médica domiciliaria) que le garantice las fisioterapias que necesita todos los días. Pero el ‘home-care’ no llega a visitarla por considerar muy peligroso el barrio de la niña.

Luciana vive en la Carrera 13, 19-31 de Sucre, la zona menos riesgosa del barrio por tratarse del sector donde se ubican talleres de mecánica y bodegas de reciclaje.

No te pierdas: VIDEO: Las lluvias arrasan a los vendedores de Cali

Luciana tiene dos hermanos más. Foto: Especial para Q'hubo

A pocas cuadras de ahí, es cierto, algunas calles que se abren como expendios de droga y sopladeros 24/7, naturalizan el bautizo de ‘la olla’ para ese punto de Cali. Y es cierto, allí a veces se fritan cerebros. Que no es muy diferente a lo ocurre en el resto de la ciudad, aunque tal vez en medio de otro paisaje.

Luciana en todo caso no tiene idea de nada de eso, pero a sus cinco años los prejuicios la condenan.

Temas Relacionados

Mayerlin, la madre, cuenta que duró seis meses enfrentando la EPS hasta que cedieron con el ‘home-care’.

Cuando lo pelié vinieron acá, formularon, y nunca más, no me dio razón Emsanar. Se respaldaron diciendo que habían buscado en 45 home-care y ninguno había querido tomar la niña; el único que la quiso tomar me dio la opción de que buscara un familiar fuera del Sucre, lo cual yo hice, di la dirección de mi tío que vive por el Parque de la Caña. Y así me tocan dos-tres veces a la semana, a veces a pie, a veces en una motico para poder llevarla… Porque pelié la ambulancia, y la negaron, pelié la enfermera, y la negaron…” Según el concepto de la EPS, cuenta la mamá, la niña no clasifica para ambulancia ni para enfermera.

A pesar de la EPS, Luciana resiste en su cama. Sonríe a pesar de esta ciudad. Sonríe cuando la llaman princesa y el dolor duerme.

Luciana también tiene otros dos hermanos pequeños que viven con ella y sus papás en un tercer piso por el que pagan arriendo.

Su mamá se dedica a cuidarla todo el tiempo. Su papá, a rebuscarse la vida todo el tiempo. Por eso la niña necesita de otras manos para seguir resistiendo. Manos de gente a la que le importe la vida, aun por encima de los lugares donde la coloque el destino.

De manera que si usted puede ofrecerle una mano con cualquier tipo de ayuda, comuníquese con la línea 310 8935997, o escriba un mensaje por WhatsApp al 320 5406720. Allí estarán siendo centralizadas las colaboraciones para Luciana, y ofreciendo información sobre su caso. El milagro debe seguir ocurriendo.

Te puede interesar: Escuela de baile Arrebato Caleño dice adiós por crisis económica

Por Jorge Enrique Rojas

Si quieres recibir las últimas noticias de Cali a tu WhatsApp dale Click a la imagen, escribe "Hola" y sigue las instrucciones

Whatsapp
Telegram

Etiquetas:

campaña social Luciana olla sucre