El Pascual Guerrero podría volver a quedar a oscuras en cualquier momento

El Pascual Guerrero podría volver a quedar a oscuras en cualquier momento

Sep 10, 2019 / 40 segs

Por: Redacción Q'hubo

El apagón del domingo en el estadio Pascual Guerrero, en el clásico América – Cali, obedeció a que un bajón de energía, en un circuito, apagó las luminarias de haluro metálico (metal halide), episodio que podría volver a repetirse en el escenario.

“Estas luminarias necesitan ocho minutos para volverse a encender porque contienen un gas que requiere de ese periodo de tiempo para enfriarse y volver a generar paso de corriente eléctrica”, así lo explicaron voceros de la Secretaría de Deporte de Cali, quienes complementaron que cualquier cambio de tensión en la energía afecta las bombillas.

Cuando se le preguntó al secretario de Deporte de Cali, Francisco Sandoval, si los apagones se podrían repetir en el marco de la Copa América, de la cual el Pascual Guerrero es una de las sedes el próximo año, éste dijo que es una posibilidad. “Nosotros estamos activando la planta de energía a la mayor brevedad, pero no nos podemos engañar con eso”, dijo.

Te puede interesar: ¡Ronaldinho en el Pascual! El brasilero jugará el clásico vallecaucano

Agregó que la solución para que esto no suceda es que todas las luminarias del Pascual Guerrero se cambien a tecnología LED. “Porque no tiene ese gas en la bombilla, sería una inversión bastante grande y se tendrían que construir nuevas torres porque no se pueden instalar en el techo del escenario -como están actualmente-”.

La inversión para este proyecto, en el Pascual Guerrero, costaría entre $7000 millones y $8000 millones.

Fernando Contreras, director de distribución de Energía de Emcali, explicó que el bajón de energía en el sector del estadio obedeció a una caída de tensión. “La oscilación se dio en una línea del sistema de transmisión nacional, en ese orden de ideas ese incidente esta por fuera del control de Emcali. Estamos averiguando cuáles fueron las razones que ocasionaron esos cambios en la tensión y qué afectó, no la interrupción del servicio, sino la calidad de la potencia, lo que originó que la iluminación del Pascual Guerrero se viera afectada”, dijo.