Los inicios del goleador de Italia: Duvan Zapata

Los inicios del goleador de Italia: Duvan Zapata

Ene 30, 2019 / 40 segs

Por: Andres Felipe Cardenas

Escuchar este artículo

Te puede interesar: Duván Zapata le ganó a Cristiano con un doblete y lo eliminó de la copa

Persistir, resistir y no desistir. Esos son tres verbos que definen la carrera de Duván Zapata, un goleador caleño que es la atracción en Italia, quien dio sus primeros pasos en el América de Cali, club donde despuntó pero le salió caro. La muerte de su madre lo llevó a cumplir su sueño de niño.

Sabías que…El caleño ha estado en 6 clubes en su carrera.

Su afición por la ‘pecosa’ lo llevó un enero del 2004 a probar suerte al América. Con 11 años llegó a la cancha de la Troja -ubicada pasando el puente del Río Pance después de Comfandi de Norte a Sur- con la ilusión de hacer parte del club.

 

No te pierdas: Barcelona aplastó al Sevilla y avanza a semis

Ver esta publicación en Instagram

 

Poker ♥️♠️♦️♣️ e Squadra della Settimana #FIFA19 Ultimate Team! #FUT #TOTW Grazie! @easportsfifa.it Equipo de la semana! 🙌🏿

Una publicación compartida por 🇨🇴Duván Esteban Zapata (@duvanzapata91) el


Allí Duván fue recibido por el profesor Luis Eduardo Gómez, quien con su ojo clínico, no más con ver al larguirucho jugador lo fichó. Zapata se enfrentó ante más de 300 futbolistas y fue uno de los cinco seleccionados, relató el D.T. ‘Lucho’.

 

 

Sus primeros partidos en las menores

El hoy artillero debutó con la casaca Escarlata en el Torneo de la Liga de Fútbol del Valle, en abril de 2004. Y aunque hoy es una figura, cuentan sus mentores que no era el más talentoso, era un poco torpe con el balón.

“Él (Duván) no se lograba consolidar porque era tan grande que tenía muchas deficiencias en algunos movimientos motores”, comentó Mauricio Ortíz, expreparador físico del América, quien lo tuvo por cinco años.

 

 

Eso sí, el PF aseguró que cada que Zapata fue tan perseverante que él llegó a ser futbolista profesional mientras “otros compañeros que estaban por encima de él no pudieron”, reveló.

Con el 19 en su espalda, el jugador de la Selección Colombia, aunque no era titular con Gómez, siempre causaba temor. Su talla hizo que la mayoría de sus goles en las menores de los ‘Diablos’ los marcara de cabeza o con potencia.

 

Luis Eduardo Gómez, profesor de Duvan Zapata.

 

Zapata obtuvo varios títulos en la cantera de ‘La Mechita’ de la mano de ‘profes’ como ‘Lucho’ Gómez y ‘Willy’ Rodríguez. Aquel niño introvertido, humilde, callado y que vivía feliz con su fútbol poco a poco fue creciendo y su talento se fue asomando. “Le tuvimos mucha paciencia para formarlo en la parte técnica”, cuenta el adiestrador Gómez, quien lo dirigió en categorías gorriones, infantil y prejuvenil.

 

 

Umaña lo hace debutar

Cuando dio el salto a la reserva del América, que era orientada por el ‘Willy’ Rodríguez, Duván fue visto por el técnico Diego Umaña, quien lo ascendió al equipo profesional, lo hizo debutar en la Liga colombiana un 18 de marzo del 2008, año en el que se consagró campeón del rentado nacional, con solo 17 años.

 

Con los ‘Diablos Rojos’ jugó poco. En cuatro temporadas entre 2008 y 2011 disputó 71 partidos y convirtió 13 tantos. Muchos de esos partidos inició como suplente.

Eso sí, en su gran salto a la ‘profeta’ el fallecido entrenador Otoniel Quintana fue pieza clave. Él le enseñó a Duván a definir y a perfilarse de cara al gol, tomó atenta nota y lo aplicó al pie de la letra.

 

 

El día más duro

Mientras disputaba el Mundial Sub-20 en Colombia en 2011, Duván recibió la peor noticia en sus 27 años. Su madre, Elsa Banguero, había fallecido en Cali de una enfermedad terminal.

Ese duro golpe Zapata lo asumió con madurez y lo tomó a su favor. La partida de su mentora lo impulsó a conseguir los mejores éxitos de su vida, lo fortaleció y lo hizo fuerte.


Ver esta publicación en Instagram

 

L’unico posto in cui non fa mai freddo è lo stadio di Bergamo Forza Atalanta! ⚫️🔵 @atalantabc #goatalantago

Una publicación compartida por 🇨🇴Duván Esteban Zapata (@duvanzapata91) el


También puedes ver: Así se despide Nicolás Benedetti de Cali, su tierra natal

 

Su propósito de ahí en adelante fue triunfar. Por eso dio el salto al fútbol argentino donde fue figura en Estudiantes de la Plata, de ahí fue vendido al Napoli italiano, donde l fue muy regular.

Luego pasó al Udinese donde brilló y se dio a conocer en Europa. Las dos campañas allí hicieron que la Sampdoria lo contrara. Ser figura lo llevó a la Selección Colombia.

Ese exitoso año, el 17-18, hizo que el Atalanta de Italia consiguiera su préstamo. Allí lleva 28 partidos y 19 goles.

 

Hecho para ti: Así juega el ‘Neymar colombiano’ que ya es de River Plate