fbpx
Fast Liner, ¡La marca que viste a los vallecaucanos!  Marcas de Corazón 

Fast Liner, ¡La marca que viste a los vallecaucanos!

Octubre 29 de 2019 - por kmartinez para Q'hubo Cali

Conozca la historia de emprendimiento y resiliencia, que hay detrás de Fast Liner, una marca vallecaucana que con su línea de ropa masculina, se ha ganado el corazón de los consumidores en la región, gracias a la calidad y variedad de sus diseños.

En tiempos en que nadie hablaba de emprendimiento, un hombre se atrevió a crear una empresa a partir de una buena idea, y cuando nadie hablaba de resiliencia, logró transformar la adversidad en una oportunidad de vida. Así es la historia detrás de Fast Liner la marca que desde hace más de tres décadas acompaña a los caleños y colombianos, amantes del buen vestir.

El protagonista de esta historia es Pedro Luis Mendoza, quien llegó a Cali a sus escasos 17 años de edad, proveniente del Tolima, en la década de 1966, como desplazado de la violencia y con una gran ilusión: montar una fama de carne, oficio que aprendió de su padre, un ganadero que lo perdió todo por la guerra partidista.

Pero dicha ilusión se perdió por falta de oportunidades. Sin embargo, gracias a su capacidad visionaria logró superar los obstáculos que se le presentaron en el camino. Don Pedro no entiende cómo logró salir adelante en un campo del que no tenía conocimiento, el del área textil. Y lo logró, con mucho esfuerzo. Su trayectoria en este campo es un ejemplo a seguir.

 

Pedro Luis Mendoza fundó en 1970 Manufacturas California.

Todo comenzó una tarde al regresar a su casa y se encontró con un grupo de amigos y uno de los presentes, en tono burlón comentó: “Ahí viene el negociante, debería mejor colocar una fábrica de camisas”. Lejos de sentirse ofendido por la burla, el hombre se sintió sorprendido por el comentario.

Entonces recordó que una amiga le había hecho un regalo que no había destapado. Era una camisa, y con ojos llenos de curiosidad, se puso a observarla en cada uno de sus detalles.

Al día siguiente, en la mente del joven no había cabida para pensar en famas de carne, sino que empezó a observar de un modo obsesivo las vitrinas de almacenes que exhibían camisas y a detallar a las personas que lucieran esas prendas.

El hilo de la madeja de su destino comenzó a desenredarse, gracias a que una amiga lo recomendó con su padre, dueño de una fábrica de confecciones, para trabajar como operario. Fue así como descubrió, los secretos del negocio. Esa fue su gran escuela.

Últimas Noticias

 

Unos años después Pedro Luis emprendió la aventura de crear su propia marca de ropa, no sin antes tener dificultades económicas, además de ser aún menor de edad. Pero con el apoyo de su familia, en 1970 logró fundar Manufacturas California, empresa que le ha servido de respaldo para crear una serie de reconocidas marcas de prendas de vestir.

Fue entonces cuando el emprendedor tolimense, creó las marcas Rocky, para la línea de camisetas tipo polo, y Big Ten para pantalones y camisas, con las cuales fue líder en ventas en todo el país. Sin embargo, para facilitar las campañas publicitarias de esas marcas a nivel nacional, las unificó bajo el nombre de Fast Liner, la marca que identificaría las prendas masculinas de su empresa.

Una apuesta osada al introducir un nombre en inglés que significaba “línea rápida” y que buscaba identificar al hombre que gusta de lucir prendas informales, confortables y elegantes.

Pronto esta marca, auténticamente vallecaucana, se ganó el corazón de la región por su calidad, compromiso, innovación, buen diseño y variedad, con sus líneas de bermudas, jeans en telas de índigo, una gran variedad de drilles y tipo jean, camisas, camibusos tipo polo, pantalón clásico y su especial colección de guayaberas, confeccionadas en tela de olan de lino importado.

Todo ello con el respaldo de la moderna infraestructura de sus plantas de confección, para crear prendas con altos estándares, así como la calidad de sus telas, nacionales e importadas que siempre han estado a la vanguardia de la moda, la variedad de colores y sus diseños exclusivos, que responden a las necesidades, tanto del hombre ejecutivo, como de las nuevas generaciones.

Más que un proveedor de ropa, los vallecaucanos ven en Fast Liner un aliado a la hora de vestir, gracias al respaldo de su equipo humano, comprometido desde cada punto de exhibición de la marca, para satisfacer las necesidades y para que puedan adquirir sus prendas a través de su excelente atención y de sus precios asequibles.

Presente desde hace 34 años en la vida de los vallecaucanos y colombianos Fast Liner se ha convertido en una marca de corazón, surgida del esfuerzo de un hombre que supo sobreponerse a la adversidad y ofrecer con sus prendas, una experiencia de confort, diseño y comodidad.

Si quieres recibir las últimas noticias de Cali a tu WhatsApp dale Click a la imagen, escribe "Hola" y sigue las instrucciones

Whatsapp
Telegram

Etiquetas:

emprendimiento Fast Liner Pedro Luis Mendoza Rocky