Harold Torres, el chef de la salsa

Harold Torres, el chef de la salsa

Harold Torres Paz, chef Ejecutivo del Restaurante Trilogía -ubicado en el romántico y salsero barrio de San Antonio- y un caleño de racamandaca, amante de la gastronomía tanto o más que de la salsa, nos  visitaron en la colección Planeta Salsa.
Aprovechando la ocasión, indagamos acerca de su recorrido por importantes cadenas de televisión norteamericanas, así como nuestro canal regional Telepacífico y por importantes proyectos salsogastronómicos de la ciudad.

¿Cómo se inicia en la gastronomía y quién lo impulsa?
Mi madre siempre tuvo un lema. Cuando estábamos muy pequeños nos ponía dos ladrillitos para que alcanzáramos la estufa. El decir de ella era que teníamos que aprender a cocinar porque el día que nos casáramos, si la esposa no sabía cocinar, nosotros sabiendo podríamos cocinarle a ella.
Recuerdo que con un plato quedé marcado de por vida, y fue unas lentejas que por descuido dejé quemar. Me gané tremenda juetiza de mi mamá. Su chancla tenía GPS, no se perdía e iba directo y donde quiera nos alcanzaba.

¿Su afición a la salsa  cómo surge?
En el año 1957 mi papá, que era ingeniero químico, tenía un negocio que era de químicos para el aseo. Nosotros teníamos una casa en el Barrio El Dorado y después nos fuimos a Bogotá. Regresamos a Cali, yo en plena pubertad. Mi papá obtuvo un gran contrato con Puertos de Colombia. Él le surtía todos los productos de aseo a los barcos. Se iba los lunes y regresaba los viernes, porque su trabajo era allá en Buenaventura.
De regreso llegaba con algunas copas entre pecho y espalda, y un cartapacio de discos de vinilo o de pasta como él le llamaba.

Así comenzó su historia, y él nos lo cuenta: