"En Recamier dependemos del talento humano": Presidente de la compañía

Sep 10, 2019 / 60 seg

Por: Redacción Q'hubo

Georges Bougaud ha liderado desde hace 44 años la empresa de cosméticos Recamier S.A., que heredó de su padre Edmond, quien la fundó en 1947 a partir de un pequeño salón de belleza ubicado en el centro de Cali.

Hoy, la compañía, que nació de ese emprendimiento, es una de las más reconocidas a escala nacional e internacional. Sin embargo, no todo ha sido fácil, y más en un mercado tan competido como el de cosméticos, donde hay poderosos jugadores de talla mundial.

A sus 21 años de edad, cuando apenas era un estudiante, Georges tuvo que asumir las riendas de la firma tras el fallecimiento de su progenitor en 1975. Y desde entonces, como autodidacta, debió enfrentar muchos obstáculos para lograr el éxito.

Su perseverancia y talento para los negocios es el que hoy transmite a los 654 colaboradores de la compañía, de los cuales 120 laboran en la planta de Cali, donde se obtienen unas 550 referencias de productos de aseo y cuidado personal.

“Se necesita estar rodeado de gente buena, ya que sin ello no se puede funcionar. Las empresas son primero personas y después viene el resto de sus componentes”, dice.

Con base en esa filosofía afirma que “Yo dependo del trabajo de todo el mundo y nadie depende de mí”.

La empresa adelanta de manera constante un proceso de formación de su recurso humano en diferentes áreas. Y con énfasis en investigación científica y desarrollo.

La empresa adelanta de manera constante un proceso de formación de su recurso humano en diferentes áreas. Y con énfasis en investigación científica y desarrollo. Fotos: Oswaldo Páez / El País

De allí la importancia de contar con un recurso humano calificado y competente y con el cual Recamier S.A. se ha distinguido a lo largo de su trayectoria.

“Apoyamos mucho a los jóvenes y por eso contamos con un sistema de formación”, señala el empresario.

Y añade: “Incentivamos dentro de la compañía que nuestro personal se capacite y estudie. Estimulamos la formación mediante auxilios educativos, programas internos y externos de formación y capacitación”.

De igual manera, la empresa financia el 100% de un programa de “Becas” que beneficia a estudiantes externos de menores recursos, y también se brindan ayudas a hijos de los colaboradores con otro programa llamado “Pilos más Pilos”.

Investigación y desarrollo

Hoy Recamier S. A. no solo fabrica champú y tintes para el cabello, además de protectores solares y otras decenas de productos, sino que impulsa internamente procesos de investigación y desarrollo.
Y allí juegan la creatividad, las habilidades y las competencias del recurso humano de la empresa.

Por ello, la compañía tiene ahora la capacidad de diseñar y fabricar sus propias maquinarias, software y equipos —y mejorar otros con sus ingenieros— para elevar los niveles de productividad a un menor costo. Toda esa tecnología criolla permite a la firma tener procesos automatizados de producción, envasado y empaques.

Frente a esos retos, Georges recalca que “cada año vamos a diferentes ferias en Europa y llevo a todo mi equipo de Investigación y Desarrollo, de Mercadeo e Ingenieros de Proceso para que puedan enterarse de los últimos avances para luego aplicarlos acá”.

En este sentido, Myriam Rojas, Vicepresidente de Gestión Humana afirma que “esa estrategia nos permite profundizar en los conocimientos de nuestros colaboradores. Internamente complementamos su formación técnica o profesional con los líderes de procesos, es decir con quienes ya están formados y capacitados dentro de la empresa y son expertos de sus procesos”.

Estos procesos de formación y de capacitación se adelantan durante todo el año en especial para capacitar a las personas en los cargos que ocuparán en diferentes áreas como son: Planta, Producción, Envase y Empaque, Fabricación, Financiero, Mercadeo, Comercial, Operaciones, Logística, Compras, Calidad y Gestión Humana.

Al respecto el señor Bougaud anota que la compañía ya prevé la futura certificación del recurso humano y avanzar especialmente en mejores prácticas de manufactura.

Considera que aunque la formación universitaria es mejor ahora, falta, sin embargo, más trabajo práctico entre los futuros profesionales o técnicos para lograr un empleo de calidad.

Pese a lo anterior, señala que los programas del Sena tienen un buen nivel formativo.

Todo por el origen

Recamier S.A., cuya semilla fue un salón de belleza ubicado en una callejuela detrás del demolido edificio republicano de la Gobernación del Valle (hoy Plazoleta de San Francisco), le sigue apostando a su origen.

Por eso, cuenta con seis salas técnicas en Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Bogotá y Pereira, donde con profesores especializados brindan capacitación gratuita a peluqueros, estilistas y manicuristas.

“Atendemos la formación a diario de 90 a 100 peluqueros que ejercen su oficio de manera empírica o autodidacta. Así, hemos capacitado a miles de ellos en áreas como colorimetría, corte, peinados y decoloración. Después de una semana reciben su diploma y un certificado”, destaca Bougaud.

El empresario anota que esta labor “es un aporte que hacemos a la comunidad y al empleo. Y como contraprestación los peluqueros utilizan nuestros productos de una manera profesional. Nuestra meta es seguir fortaleciendo esa formación para apoyar esta clase de talentos”.

“Nosotros dependemos en un 100% del talento humano. Las empresas pueden tener computadores, máquinas, robots y otras tecnologías, pero sin la gente adecuada esto no funciona”: Georges Bougaud, Presidente de Recamier S.A

Constante innovación
En una industria súper competida y en constante evolución, es necesario mantener la sostenibilidad a través de procesos de innovación.

Y esa innovación se hace mediante la investigación científica basada en el talento de su recurso humano para el lanzamiento de nuevos productos al mercado. En ese sentido, Recamier S.A. proyecta apostarle a futuras líneas de cosméticos.

El señor Bougaud recalca que “por ello es necesario expandir las exportaciones a más de 15 países y consolidar nuevos distribuidores en los Estados Unidos donde ya nuestros productos llegan a 3500 salones de belleza”.

De esta manera, su líder junto a sus 654 colaboradores está buscando construir la Recamier del mañana.