“Una certificación laboral vale más que un título”

“Una certificación laboral vale más que un título”

Sep 17, 2019 / 40 seg

Por: Redacción Q'hubo

La rutina diaria de Wilmer Cháves es precisamente no tener rutina. El caleño especialista en Gerencia de Proyectos, cuenta que una de sus grandes ventajas es que todos los días tiene una labor distinta porque usualmente trabaja con varias organizaciones al tiempo.

“Todo en la vida es un proyecto”, esa es la frase que posiblemente más repita Cháves cuando habla de lo que le apasiona. Su talento ha llegado a suelo internacional, y hoy, con 21 años de experiencia en el campo, cuenta que el mejor paso que ha dado a nivel profesional fue obtener una certificación laboral con el grupo Escala como Project Manager.

¿Qué hace un Project Manager?
El gerente de proyectos es la persona encargada de dirigir y llevar a cabo cualquier tipo de proyecto de una empresa. Y los proyectos son aquellos tienen una fecha de inicio y de culminación con unos objetivos específicos que se deben cumplir en ese lapso. Entonces lo que hacemos nosotros es encargarnos de que todas las fases se cumplan y propender por el éxito del mismo. Por eso para un project manager todo debe ser medible. Mi enfoque ahora es definir el alcance de los proyectos en los que trabajo.

¿Para qué le sirve una certificación laboral a un profesional?
Los títulos y las certificaciones son cosas completamente diferentes. Los títulos no te garantizan que una persona sepa realmente algo o sea bueno en eso, las certificaciones sí porque miden tus capacidades y tu experiencia en el campo, por eso son mucho más confiables.

¿Por qué tomó la decisión de certificarse laboralmente?

La primera certificación que tuve la tramité en Canadá y fue el PMI, (Project Management Professional).  

Esta es específicamente para personas especializadas y con experiencia en gerencia de proyectos y me permitió trabajar en diferentes empresas allá. En los 12 años que estuve viviendo en Toronto, cambié de trabajo unas siete veces. Eso allá es normal, y en todas las empresas me exigían la certificación.

¿Y qué ventajas le trajo esa certificación?
Me abrió puertas en todos los lugares donde trabajé, porque eso me permitía garantizar a los empleadores que yo realmente estaba preparado para todos los cargos en los que estuve.

Sin embargo, en 2016 cuando llegué a Colombia empecé a tramitar mi certificación y ahí fue cuando conocí el Grupo Escala, ellos son especialistas en competencias laborales.

Por ejemplo, en mi certificación dice que según la normatividad de los procesos que he cumplido, soy apto para asumir cargos públicos.

¿Cómo fue el proceso de certificación con Escala?
Ellos primero revisaron mis títulos profesionales, me hicieron algunos exámenes de conocimiento en el campo, luego ellos me dijeron en qué aspectos debía profundizar y me enviaron unas cartillas de estudio. Después de eso hice el examen de validación y obtuve mi credencial como Project Manager. 

Con ese documento puedo trabajar en cualquiera de los más de 100 países pertenecientes a La Haya.

¿Qué tiene la certificación que hizo en Colombia que no tenga la de Canadá?
Todo. La certificación del PMI que fue la que hice en Canadá es un examen que valida muchos conceptos de memoria, es una prueba conceptual pero no valida el verdadero conocimiento, solo valida un título pero no la experiencia, mientras que la certificación con el grupo Escala acá en Colombia sí lo hace. Yo reemplacé mi certificación canadiense por la colombiana.

¿En alguna empresa colombiana le han exigido certificación?
Es muy curioso porque en Colombia no somos conscientes de la importancia de las certificaciones, mientras en otros países son hasta obligatorias. 

“Para mí es más importante mi certificación en Gerencia de Proyectos que cualquiera de mis títulos universitarios”. – Wilmer Cháves, certificado.

Tuve una experiencia con la empresa Equinox Planet en la que trabajé en 2018, cuando llegué lo primero que me pidieron fue una certificación, luego ellos les exigieron a sus funcionarios certificarse también. De allí hay como 8 o 10 personas que hicieron el proceso y muchos están ahora trabajando en el exterior.

¿Por qué cree entonces que en Colombia no le damos la importancia a las certificaciones?
Porque el problema de este país no es la pobreza sino el desorden. No tenemos ni siquiera nuestra experiencia laboral organizada. No tenemos en cuenta la importancia de las cosas hasta que no nos obligan a tenerlas, porque si una certificación expedida en Colombia es válida para trabajar en 183 países, entre ellos Estados Unidos, cómo es posible que acá no se le da el valor que internacionalmente tiene.

¿Un profesional necesita tener experiencia para aspirar a una certificación?
Depende de la certificación que requiera. En mi caso sí, para hacerlo me pidieron una línea de tiempo de mis tres últimos años de experiencia laboral en el campo, pero eso varía dependiendo el oficio.

Entonces las personas certificadas tienen una gran ventaja a nivel laboral…
Por supuesto. En cualquier empresa a uno le piden hoja de vida, títulos, etc., pero si a mí por ejemplo me llega un profesional y me dice que tiene una certificación de la ONAC (Organismo Nacional de Acreditación de Colombia), lo que significa que tiene unas competencias laborales comprobadas, no importa si es egresado de X o Y universidad, es más importante la certificación de un título. No necesitaría pensarlo para contratarlo.

¿Y qué le diría a esas personas que tienen la posibilidad de certificarse pero aún no lo han hecho?
Les diría que la certificación laboral es el mejor referente de todas las profesiones. Tener un título universitario no significa que uno sepa lo que hace ni sea bueno en eso. 

Si certificáramos a todo el mundo, la confianza en los profesionales colombianos mejoraría mucho en el país y a nivel internacional.

*Gente con Talento es una campaña que busca promocionar la certificación laboral en el Valle, con el propósito de ayudar a elevar la competitividad en la región.